El Ebro es azul

A punto de comenzar noviembre, en que nos invadirán las nieblas y los colores apagados, hoy voy a enseñaros que solamente hay que saber ver, buscar el momento y que una familia de revista se animen a materializar un regalo ofrecido.
El Ebro es azul, no hay retoques, no es montaje, realmente nuestro río es de color azul y algunos días pasa también por mas gamas de color llegando hasta el violeta.
Muchas gracias a Bea por haber confiado en mí para este regalo tan especial y por supuesto también gracias a Paco y Noemí por haberse animado a hacer un reportaje en exterior.
He disfrutado mucho haciendo estas fotografías, sobre todo porque sois quien sois y sabéis que Bea también es un poquito mía.




0