Hugo

Después de insistir e insistir, de acunarlo un poquito, arroparlo y cambiarle el pañal, abrazarlo y calmarlo, volver a cambiarle el pañal, darle un poquito mas de comer.... al final se consiguió.
Unas fotografías tiernas para un recuerdo imborrable.
Muchas gracias por habérmelo presentado. Tenéis un muñeco precioso.




0