Ramón y Noelia

En invierno, también bodas.
Si unimos unos huevos a las clarisas y una buena conjuncion de  presiones atmosfericas, en invierno te puede salir un dia fantastico para dar un paseo por la ciudad entre la misa y el banquete.






0