Comuniones 09. Metidos hasta el cuello.

Bueno, y una vez mas, riendo jugando y trabajando mucho con los niños que van a comulgar este año.

Sobre todo intento que se lo pasen bien, a veces no puede ser todo el rato, ya que hay una parte mas seria y formal, pero después si se sueltan un poquito quedan cosas muy divertidas.

Lo mas importante es que salgan tal y como son, niños, unos con ganas de jugar, otros serios o inquietos, otros alegres y dicharacheros, pero al final todos niños.

Y después de este duro trabajo, siempre hay una chuche esperándoles para endulzar el cansancio, porque ser modelo es un trabajo muy duro.

Comentarios

Maite ha dicho que…
Me gusta la que baila, se la ve feliz